Los Legisladores de California dan a Conocer una Declaración sobre el más Reciente Ataque de la Administración Trump sobre los Inmigrantes en Estados Unidos

Monday, January 08, 2018

SACRAMENTO – El Líder del Senado de California, Kevin de León (D-Los Ángeles), dio a conocer hoy la siguiente declaración, tras la acción de la Administración Trump de cancelar el estatus de protección temporal (TPS) de unos 200,000 inmigrantes Salvadoreños viviendo en los Estados Unidos.

Separar inhumanamente a cientos de miles de inmigrantes legales de sus comunidades, familias y niños, es algo necio e inmoral. La administración Trump está siguiendo una agenda de animosidad racial que divide a Estados Unidos y nos debilita.

California es el hogar de la mayoría de los inmigrantes de El Salvador, y trabajan arduamente para mantener a sus familias y contribuir enormemente a la economía de nuestro estado. Evitar que persigan su sueño americano y enviarlos de regreso a un país que es inestable e inseguro es cruel y está desconectado de cualquier sentimiento de humanidad.

Este año, asignamos $45 millones para financiar servicios legales a inmigrantes en California que tienen que lidiar con este tipo de problema, por lo que cualquier persona afectada por la decisión de hoy de la administración Trump debe contactar a un abogado de inmigración.

Mis colegas en la Legislatura también continuarán trabajando con organizaciones comunitarias para garantizar que nuestra comunidad salvadoreña tenga el apoyo que necesitan para superar este momento incierto, y cumpliremos nuestro compromiso de proteger de la máquina de deportación de Trump a los inmigrantes que respetan las leyes.

Visite la Guía de Inmigrantes del estado aquí: http://immigrantguide.ca.gov/

La Asambleísta Wendy Carrillo (D-East Los Angeles), quien vino a los Estados Unidos como una menor indocumentada de El Salvador que huía de la guerra civil, y ahora es la única salvadoreña miembro de la Legislatura, dio a conocer la siguiente declaración:

"Como compañera inmigrante de El Salvador, las acciones deplorables de Trump realmente me afectan en carne propia.

Separar cruelmente a cientos de miles de inmigrantes legales de sus familias es un ejemplo de lo insensible y descontrolada que es la administración Trump. Trabajaré con mis colegas y el Congreso para ayudar a encontrar rutas hacia la residencia permanente para salvadoreños y otros que enfrentan deportación ante la cancelación del estado de protección temporal para El Salvador, una política vigente tras la guerra civil, los terremotos y una actual crisis de sequía”.

La Senadora Holly Mitchell (D-Los Ángeles), cuyo distrito con sede en Los Ángeles es el hogar de muchos salvadoreños, emitió hoy la siguiente declaración en respuesta al anuncio del Presidente Trump de poner fin al estado de protección de los salvadoreños.

"Este es otro movimiento divisivo, peligroso e irreflexivo que golpea a quienes buscaron refugio y libertad para trabajar y conseguir el Sueño Americano. Ellos huyeron del devastador terremoto de El Salvador para comenzar una nueva vida lejos de las pandillas, la pobreza y la violencia.”

El Senador Ricardo Lara (D-Bell Gardens), dio a conocer esta declaración después de que el Departamento de Seguridad Nacional anunciara que revocaría el estatus de protección temporal y terminaría con la inmigración humanitaria de 260,000 salvadoreños que viven en los EE. UU. desde 2001.

"Durante décadas, los presidentes republicanos y demócratas han protegido a los inmigrantes de países afectados por desastres naturales o guerras. La revocación por parte de la Administración Trump de la inmigración humanitaria para inmigrantes salvadoreños es su último ataque a la compasión estadounidense.

"Los inmigrantes salvadoreños soportaron una guerra civil desastrosa y un devastador huracán, pero han reconstruido sus vidas aquí. La decisión de la Administración Trump hará que cientos de miles de personas y sus hijos vivan en el anonimato. Quienes regresen a El Salvador enfrentarán un país devastado por pandillas transnacionales, y con una de las tasas de homicidios más altas del mundo.

"Poner fin a la protección humanitaria para salvadoreños, haitianos y nicaragüenses no sirve para nada que no sea dividir aún más a nuestra nación, y exponerlos a delitos y estafas".

El Senador Scott Weiner (D-San Francisco), publicó la siguiente declaración en respuesta a la decisión del presidente Trump de revocar el estatus legal de refugiado para un cuarto de millón de refugiados salvadoreños:

"La decisión de Donald Trump de deportar a un cuarto de millón de refugiados salvadoreños es simplemente vil. Estos residentes estadounidenses vinieron aquí hace 20 años desde El Salvador, después de un terremoto masivo y destructivo. Los Estados Unidos hicieron lo que hemos hecho durante tanto tiempo – les dimos la bienvenida y les ayudamos a recuperar sus vidas. Durante 20 años, han vivido aquí, criado a sus hijos, comenzado negocios, pagado impuestos y simplemente han vivido sus vidas. ¿Qué demonios motivaría a este presidente a revocar su estatus y expulsarlos del país? Este movimiento es profundamente inhumano y, francamente, antiamericano.

Sólo puedo esperar que el Presidente decida no dar este paso o que, si lo hace, el Congreso tenga las agallas para revocarlo. Pero a pesar de todo, quiero ser muy claro con nuestros vecinos salvadoreños: les respaldamos, y estaremos ahí para defenderlos y darles nuestro apoyo. Resistiremos."

El Asambleísta Miguel Santiago (D-Los Ángeles), agregó: "Primero vinieron por los musulmanes – un grupo al que querían deportar basándose únicamente en su etnia y religión. Ahora aquí estamos un año después, y el Presidente y su Administración han decidido desmedidamente deportar a más de 250,000 salvadoreños que viven en los Estados Unidos ... sin absolutamente ninguna provocación o 'razón'.  Como representante de una de las poblaciones salvadoreñas más grandes del país, declaro en voz alta que esto no puede suceder. Debe haber compromiso y consideración en la forma en que procedemos con la reforma migratoria. Destrozando irresponsablemente a las familias y las comunidades no es una propuesta de política pública justificable.”

 

 

###